martes, 9 de septiembre de 2014

El día que pusieron preso a Chicho Mata y Don Antonio Jose Mata Medina


Por: 
Narciso Rivas Mata 
Juan Correa Párica.

El 17 de diciembre del año 1946, llega al pueblo de Sabana de Uchire, una comisión a caballo y capitaneada por el Jefe Civil de Guanape -para ese momento, el señor ARMANDO ESPINOZA- acompañado por los señores: Marcos Guacarán y Nicanor Chira, y como OFICIAL de primera, un señor de nombre ANDRES MARCANO, que luego fue confirmado -en los periódicos que editaban en la imprenta de Don Antonio- con el sobre nombre “NEREO PACHECO” por el dialoguista TORIBIO Y FEDERICO, ya que tenía una cara de verdugo y cumplía de manera estricta todas las órdenes que le eran trasmitidas por su inmediato jefe; a esa misma hora es sitiada por una fuerte guardia la casa de familia de Chicho Mata, como también es despachada una Comisión para el caserío: El Limón donde vivía Don Antonio José Mata Medina, el anciano padre de Chico (tenía 74 años para entonces) compuesta por José Manuel Rojas, Jesús Salvador Guacha y otros más, en busca de él. Las personas que sitiaron la casa de Chicho Mata, entre otros, fueron sus compadres Florentino Sarmiento Jiménez y Concepción Correa, juntamente con los señores Pedro Párica y Francisco Guzmán Bastardo. Pero como son las cosas de la vida….EL SALVO DIOS LO SALVA: Estaba encargado de la Prefectura del Municipio en ese momento cuando, llegó la FLAMANTE COMISIÓN, el Secretario que era el joven Thermo Rojas  a quien unían vínculos familiares con Chicho y con quien después de conocer -bajo mucha reserva el fin perseguido por la tal Comisión-, logró comunicarse muy secretamente con la señora Amparo Cacharuco, a quien ordenó buscar la mejor forma para que Chicho supiera que había llegado una Guardia a buscarlo preso. La señora Amparo Cacharuco (ya eran las 3 de la madrugada), vieja maliciosa, toma una perola de cargar agua en sus manos y se va hacia la casa de Chicho Mata por donde vivía la señora Chula Caruto, a invitarla a buscar agua como ellas acostumbraban por la madrugada; desde luego, en el momento en que la Guardia que custodiaba la residencia, la ve, ésta la intercepta y le pregunta: PARA DONDE VAS A ESTA HORA  AMPARO?, a lo cual ella contesta con la mayor impavidez : VOY HACIA LA CASA DE MI COMPAÑERA CHULA A INVITARLA A BUSCAR AGUA….. Ante esta contesta categórica y bien coordinada, la Guardia no dudó y la dejó pasar, burlando así la vieja Amparo, la vigilancia que Chicho tenía en rededor de su casa, lo cual pudo lograr brincando algunos bahareques de casas vecinas, hasta llegar por los fondos de algunas hasta la pieza donde Chicho dormía y de esa manera conocer  lo que contra él existía y poderse preparar para entregarse en una forma que no trajera mayores complicaciones, ya que podía portar -como siempre lo portaba-, su revólver  de costumbre. Quien oye y atiende la llamada que en voz bastante baja hace la vieja Amparo, es el señor Gabriel Jiménez Hurtado que era el Celador de la Renta de Licores para esa época y dormía en la misma casa de Chicho Mata, quien a la vez se da cuenta del movimiento y pregunta a Jiménez lo que pasa. Este le contesta casi en secreto que era la Señora Amparo que había venido a avisarle, de parte de un amigo, que había llegado una Guardia de Guanape a buscarlo preso y que la casa estaba rodeada  por gente armada y que por lo tanto no debía salir  hasta que no amaneciera. Ya eran las 4 y 30 de la madrugada, y Chicho, quien usaba un muleto desde meses atrás, a consecuencia de una caída que recibiera de una bestia, de la cual milagrosamente no quedó inútil, se viste y se para a llamar a su vieja madre que estaba ya levantándose para darle la grave noticia, lo cual hace sin la menor alarma y la viejecita recibe con el coraje y serenidad de todo ser,  que como ella desciende de gente guerrera, y contesta a Chicho de manera siguiente: QUE SE VA A HACER HIJO MIO, Dios es grande y poderoso.
video
Entrevista a Don Chicho Mata sobre los pormenores de su arresto, 
efectuada por Alvaro Armas en octubre de 1991.

Llega la claridad del día y son las 5 y 30 de la mañana cuando tocan la puerta, la cual abre Gabriel Jiménez y entra Leonardo Aragort quien se había comprometido con la Guardia a conducir arrestado a la Prefectura a Chicho Mata sin ninguna otra intervención, y a quien en el momento se dirigió de la manera siguiente: CHICHO, DE ORDEN DEL GOBIERNO ESTAS DETENIDO, YO ME COMPROMETI  A LLEVARTE SIN NECESIDAD DE GUARDIA. Chicho le expresa las gracias al señor Aragort por su gesto en haberse hecho responsable de su persona y seguidamente sale con él hacia la Prefectura donde le esperaba su calabozo, no dejando de ir detrás de ellos, la Guardia Armada que rodeaba la casa. Tan pronto como Chicho salía de su casa  en calidad de preso político, parte de la Guardia se introdujo a los aposentos a registrar baúles, petacas y cajones -porque escaparates no los tenía nadie en esa época por aquellos pueblos- buscando fusiles, revólveres y cartuchos, ya que estaba denunciado como tenedor de un GRAN PARQUE o parte de él que habían introducido al país los Generales Medina Angarita  y López Contreras. Las hijas de Chicho, Hilda, Delia, Esther y Migdalia llorosas pero indignadas de furia eran las que atendían a los Gendarmes que registraban con mucho interés las dependencias de la casa y hubo un momento  en que se colmó LA MEDIDA DE LA FURIA y fue cuando Esther arrojó al rostro de los Policías que afanosos buscaban una enorme caja de zapatos viejos y rotos diciéndoles lo siguientes: ALLÍ VA EL PARQUE, CÓJANSE ESOS REVÓLVERES Y ESAS CAPSULAS…...Todo lo reseñado anteriormente sucedió en la casa de Chicho después de haber salido preso desde ella, y cuando iba por la calle, notablemente enojado por tan arbitraria medida, se dirigió a algunos miembros de la Guardia que apostados con sus fusiles custodiaban su casa, con las siguientes palabras: SI, ME LLEVAN PRESO PORQUE NO SOY ADECO Y DESDE LUEGO COMBATO LOS MALOS PRÓCERES DEL ACTUAL GOBIERNO.


Don Chicho Mata y su señora madre Wuintila Armas Álvarez
Caminaba hacia su destino inmediato: LA CÁRCEL siendo seguido de mucha gente del pueblo que encontraba grandemente sorprendido, recordando a su anciano padre con las siguientes frases: QUE MILAGRO QUE NO MANDARON TAMBIÉN A HACER PRESO A MI VIEJO? ….  A lo cual contestó alguien de los que venían detrás: YA DEBE VENIR ZUMBANDO…. Después que Chicho entró a su prisión y que se acomodaba en una silla, de repente se oye por la calle en una voz temblorosa pero encendida de furia que llegaba y venía hacia la misma prisión: era la voz del viejo padre de Chicho que gritaba: AQUÍ ME TIENEN A LA ORDEN, PRESO PORQUE NO ME ARRODILLO ANTE LA PRESENCIA DE NINGÚN TIRANO. CON LA FRENTE EN ALTO MARCHARÉ SIEMPRE, POSEÍDO DE ESTAR CUMPLIENDO CON EL DEBER DE UN CIUDADANO QUE SIEMPRE HA QUERIDO SER LIBRE. 

Antonio José Mata Medina, padre de Don Chicho Mata
La forma inhumana en que hicieron preso al venerable poeta y periodista Antonio José Mata Medina, fue de la siguiente manera: Entre los miembros de la Guardia designados para realizar “TAN PELIGROSA MISIÓN”, fue incluido el celebre Andrés Marcano (a) NEREO PACHECO, quien, cuando el viejo abrió la puerta de su rancho, atendiendo al llamado que en nombre de uno de sus mejores peones, el señor Alberto Tonito, se le hacía, el tal NEREO PACHECO le puso EL FUSIL EN EL PECHO diciéndole a la vez, con voz de trueno: RINDASE!!!..... ESTA PRESO!!! DE ORDEN DEL GOBIERNO!!! …. Todas estas actividades se realizaron con la rapidez de un rayo, y a las 6 y media de la mañana ya los habían montados en las bestias que los llevarían a la vecina población de Guanape, donde eran esperados para llevarlos a Clarines y a Barcelona respectivamente. En el momento de salir LOS REOS POLÍTICOS, frente  la Prefectura, donde se había aglomerado una gran muchedumbre del pueblo, la mayoría de ellas visiblemente desagradada, por lo que se realizaba, Chico le pide al señor Armando Espinosa, como Jefe de la GRAN HAZAÑA, le permitiera pasar por frente a su casa para pedir la bendición a su adolorida madre que angustiosa en la esquina, le esperaba, a lo cual el Prefecto Espinosa accedió y Chicho y su anciano padre, seguidos por amigos y una gran prole que lloraba detrás de ellos, toman la vía indicada por la Guardia durante los minutos que marcharon por la calle de la salida, a cada instante y por doquiera se oían expresiones como estas: CRIMINALES ! ... ASESINOS!...  POR QUE SE LOS LLEVAN PRESOS!!...... Cuando Chicho con su padre llega frente a la casa donde su madre los espera y le pide la bendición, ella le contesta serena e imponente: DIOS TE BENDIGA HIJO MIO, Y NO TE AFLIJAS QUE LA CÁRCEL SE HIZO PARA LOS HOMBRES. Después de esa impresionante bendición que la madre dirige a su hijo, y que a muchas personas enterneció, continúa la caravana del pueblo acompañando a Chicho y Don Antonio hasta la salida del poblado o sea hasta la CRUZ DE URAPE, donde se oyeron de boca de algunos campesinos palabras de despedida como estas: QUE LES VAYA BIEN, QUE PRONTO REGRESEN A SU PUEBLO, SANOS Y SALVOS!... Después de estas series de cosas, entre otras, muchas lágrimas de parte de gente del pueblo y protestas por la arbitrariedad medida, los REOS POLÍTICOS Y CONSPIRADORES  -según opinión de los ADECOS- continúan su marcha hacia Guanape, segundos rigurosamente de la VALIENTE GUARDIA dirigida por Armando Espinosa como JEFE SUPREMO  de ella.

Casa de habitación de Don Chicho Mata en Sabana de Uchire
La llegada al pueblo de Guanape tuvo lugar a las 10 y media de la mañana, siendo llevados a la Prefectura y detenidos en un corredor de ella y donde permanecieron hasta las 3 de la tarde, hora en que fueron metidos en la parte atrás -COMO UNOS COCHINOS-, de un camión de la propiedad de Edmundo Zemerene quien a la vez servía de chofer y llevados a Clarines, capital del Distrito Bruzual.  Durante las pocas hora que permanecieron en la Prefectura de Guanape estuvieron allí -muy de paso por cierto- los señores Adriano y Elio Muñoz, quienes siendo figuras adecas de influencia en el lugar y echársela de amigo de los Mata, nada hicieron para que, sobre todo el viejo Don Antonio, fuera llevado con alguna consideración cediéndole un puesto en lo delanteros del camión. En el citado camión iba como Oficial de Primera el tantas veces nombrado en esta reseña de la vida de Chicho Mata, señor Andrés Marcano (a) NEREO PACHECO y otro alto OFICIAL cuyo nombre no fue posible averiguar; y por feliz coincidencia, también iba como pasajero hasta Clarines, un señor de apellido Viana, de GRATA RECORDACIÓN PARA CHICHO Y DON ANTONIO, por haber sido él, el único auxilio, EXTRAORDINARIO AUXILIO, que ambos recibieron en el trayecto Guanape-Clarines cuando víctimas eran de terribles mareos y vómitos consecuentes.

La llegada a Clarines tuvo lugar a las 8 de la noche de ese mismo día donde fueron recibidos por la Policía y el Jefe Civil del Distrito Rafael Celestino Achique (a) CAPULLITO. Allí permanecieron y durmieron esa noche hasta el siguiente día 18 DE DICIEMBRE DE 1946, desde donde a las 3 de la tarde de ese mismo día fueron remitidos, BAJO LA MAYOR SEGURIDAD, a la ciudad de Barcelona, en otro camión que como Choffer y dueño manejaba el señor Rafael Quiaro, y siempre en la parte trasera del Camión, o sea lo mismo: COMO UNOS COCHINOS….!  Durante las horas permanecidas en la Policía de Clarines, recibieron muchas atenciones de amigos y familiares, destacándose entre ellas, las del recordado y excelente Padre Estanga Ledezma, los señores Tomás Miranda Ferrer y Marcos A. García;  este último, en una de sus visitas y bajo el mayor secreto, dijo a Chicho lo siguiente: LA PRISION DE USTEDES, MAS QUE TODO, OBEDECE A QUE ROMULO BETANCOURT HABIA PREGUNTADO QUE DE DONDE SALIA ESA PROPAGANDA TAN FUERTE CONTRA ELLOS, A LO CUAL ALGUIEN CONTESTO, QUE ESA PROPAGANDA PROCEDIA DE SABANA DE UCHIRE, Y QUE ERA DIRIGIDA  POR UNOS SEÑORES APELLIDO MATA QUE EN DICHO LUGAR ERA DUEÑOS DE UNA IMPRENTA. 

Fueron llegando a la ciudad de Barcelona, ese mismo día 18 DE DICIEMBRE, a las 9 de la noche, siendo llevados directamente al Cuartel de la Policía que para entonces existía frente a la Plaza Boyacá, donde con gran ocurrencia, el ayudante del Camión, un corpulento muchacho de Puerto Píritu, hijo natural de Pedro Miguel Alfaro, de nombre Pedro Rodríguez (a) MACHETE, toma en sus fornidos brazos al viejo Don Antonio José Mata Medina, y poniéndolo en la puerta del Cuartel de Policía, pronuncia las siguientes palabras: AQUÍ ESTA EL GENERAL LÓPEZ CONTRERAS !....,volviéndose hacia Chicho, quien por estar inútil de una pierna, también toma en sus brazos y pronuncia estas otras palabras: AQUÍ ESTA EL GENERAL MEDINA!...... Dichos REOS POLÍTICOS son recibidos en la Comandancia de Policía por el Segundo Comandante el Señor Cleto Gómez, el Jefe de Identificación señor Rafael Marcano Solórzano y el Primer Oficial de Policía el señor Fidel Lemus, todos, grandes amigos y familiares de Chicho y de Don Antonio, quienes grandemente sorprendidos por la presencia de ellos, en tales condiciones, o sea como presos políticos, muestran un desagrado y ordenan al cuerpo que ambos  detenidos permanezcan en la Comandancia, mientras tanto ellos se entrevistaban con sus superiores, PUES LA OREN QUE HABIA ERA QUE A TODO DETENIDO POLÍTICO, DESPUÉS DE TOMARSELE EL NOMBRE Y DEMÁS SEÑALES FISONOMICAS, FUERAN CONDUCIDOS INMEDIATAMENTE A LA CÁRCEL DE PORTUGAL. Este nuevo atropello se pudo evitar mediante la eficaz y oportuna intervención de ellos, logrando así que los referidos  detenidos no pasaran de la Comandancia donde se encontraban. El siguiente día 19 de diciembre, a las 6 de la mañana, Cleto Gómez se acerca a Chicho y le dice que de parte de Rafael Armas Alfonzo (Felo) le comunica que por la tarde del día anterior -18 de diciembre- había muerto en la Ciudad de Caracas, su gran amigo y meritorio uchireño el señor Doctor Julio Alfonzo Rojas, y que se le participara a Don Antonio José  lo cual hizo Chicho. Esta noticia fue motivo para que el viejo Mata Medina aumentara su pesar y derramara las lágrimas del dolor por la eterna desaparición  de su mejor y más consecuente amigo, Q.E.P.D.

Don Chicho Mata y Salón Meza Espinoza en Sabana de Uchire
Ese mismo día, a las 10 de la mañana, reciben en la Policía la visita de los señores Gualberto Gómez Chistoni y Manuel Carmona a quienes el día antes habían puesto en libertad, juntamente con el Doctor Domingo Guzmán Lander, Luis Ruggeri Parra y otros tantos mas. Seguidamente llega la visita de Luis Ruggeri quien es portador de un mensaje para Chicho  y Don Antonio de parte del Doctor Guzmán Lander, donde les advertía que no se preocuparan ya que de inmediato serían puestos en libertad, lo cual en realidad sucedió de seguidas, quedando ambos en plena libertad. El día 22 de diciembre de 1946, tanto Chicho como Don Antonio, regresan a su pueblo de Sabana de Uchire, SANOS Y SALVOS, conforme al deseo de muchos de sus conterráneos en el momento de su partida, hacia la cárcel o hacia el Destierro, el MEMORABLE día, para ellos, 17 DE DICIEMBRE DE 1946.

De esta manera es como ambos humildes y laboriosos ciudadanos son presos por primera vez en su vida por causas políticas y también es esta una de las tantas hazañas realizadas por el sectarismo desmedido e inconsciente de los adecos contra esta familia de intelectuales que por muchos años logró hacer buena historia en el periodismo oriental.
 

1 comentario:

Gustavo Dominguez Martinez dijo...

Antonio José Mata Medina

PERSONAJE DESTACADO



El progenitor de Francisco Manuel Mata Armas –Autor de mis días- vió la luz en el colonial Píritu de Anzoátegui, el 16 de octubre de 1874 tras la unión matrimonial de Andrés Mata Alfonso y Barbarita Medina. Desde niño empezó en su mente a germinar la poesía, llegando muy pronto a destacarse en los círculos literarios de la región. Un 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción y fecha de las fiestas patronales de su pueblo natal, improvisó desde la cima en donde está la iglesia una emotiva oda a la Santa Matrona, que impresionó al poeta Tomás Ignacio Potentini y al obispo Mejías; muy pronto comenzó a dar inclinación por el periodismo, llegando joven a editar el periódico Alerta de circulación local y ocasional. Con su padre Andrés Mata Alfonso, también poeta, periodista y político, en una cruzada festiva de 1890 acompañó hasta Sabana de Uchire, al primo violinista Narciso Rafael Mata Alfonso. La lira y la musa juvenil de los piriteños, conmovieron a las buenas mozas uchireñas, y así nació el amor que tiene que ver con nuestra existencia.



En efecto, Mata Medina y después otros hermanos y primos, se quedaron para siempre en Uchire. Allí fundaron familias. Y también fomentaron haciendas, impulsando así la agricultura en la región. Pero sin dejar de cultivar la poesía, y lo que fue aún más trascendente, el periodismo. Mata Medina y su padre llevaron de Píritu sus herramientas de periodistas. Y para orgullo y grandeza del lugar nativo, ellos llevaron hasta allí las palancas de la civilización, al cargar con 220 hombres por la puerta de la historia en 1903 la imprenta Washington Prees Hoes Nº 1918 en donde editaron sucesivamente, desde entonces hasta fines del pasado siglo –con la colaboración de Chicho Mata y de los hermanos Alfonso Rojas- varios periódicos, entre ellos los de mayor renombre: El Euro, El Fénix, Patriotismo, Ecos de Provincia, La voz de Uchire, Adelante y otros que convirtieron entonces a Uchire en faro descollante del periodismo en el Oriente Venezolano. De esas históricas jornadas nació mi humilde inspiración de llamar a Uchire “La Patria Civil”. Papabuelo llegó a saludar con euforia mi anterior iniciativa y me estimuló a escribir después de leer con interés mis artículos publicados en el Diario El Nacional y en la Hora de Caracas. En la adolescencia antes de ser maestro de escuela y de irme con mi madre Mercedez Bellorín y hermanos para Caracas en 1948, me tocó ayudarlo en su imprenta como linotipista, conjuntamente con mis hermanos Hilda, Delia, Esther, Migdalia y Alejandrino.



El poeta Mata Medina contrajo matrimonio en Uchire en el año 1896, con la señorita Wuintila Armas Alvarez, hija del general Manuel Monserrate Armas y de Francisca Alvarez. A la par de su labor de periodista y poeta, realizó tareas de agricultor y maestro para darle pan y luces a sus hijos entre quienes se nombram a Francisco Manuel, Barbarita, Antonio José, Concepción, Wuintila y Andrés Miguel Mata Armas. Las señaladas tareas agrícolas las realizó en las haciendas El Limón y El Palmar, ubicadas en la población de Sabana de Uchire del Estado Anzoátegui. Antes de caer enfermo y despedirse de este mundo, me confió con su amor de abuelo sus cuadernos para que publicara la valiosa obra lírica que escribió con pasión de sabio y patriota. Al publicarlas 1984, en el libro Estampas Poéticas de un siglo hice realidad el sueño del poeta a veinte años de su muerte, ocurrida en Sabana de Uchire el 12 de febrero de 1964. En el prólogo de esta antología poética escribió el cuentista Alfredo Armas Alfonso: “De Barinas a Sabana de Uchire, lo que vale es la ternura del nieto, el amor de un Mata por la memoria de su pasado”.





Fuente: La Patria Civil, vivencias y valores..2006.

José Calasanz Mata Bellorín

Publicado por: Gustavo Dominguez Martinez.

Julio Gonzalez Chacín.