jueves, 31 de julio de 2014

Luís Rafael Bustillos Hombre de honor, valor y lealtad (1)



A 100 años de su nacimiento

 Álvaro Armas Bellorín 
Cronista de la Ciudad de Clarines


Luis Rafael Bustillos Joven
Luis Rafael Bustillos joven.

Esta semana se cumplen 100 años del nacimiento de Luís Rafael Bustillos uno de los personajes clave para entender el desarrollo social y político de Clarines en buena parte del siglo XX. Con solo leer alguno de los temas que abordaba en sus columnas en el diario El Tiempo de Puerto la Cruz (2) basta para entender que Luís Rafael Bustillos fue un hombre total y absolutamente comprometido con su Clarines natal y eso es suficiente para que nosotros le rindamos un merecido homenaje en la primera centuria de su alumbramiento.

Luís Rafael Bustillos  nació Clarines el 2 de agosto de 1914. Hijo de Luís María Bustillos (3), y de Doña María Armas Itriago (4).  Estudió en la Escuela Nº 28 que dirigió en Clarines con mucho acierto el maestro Pedro Antonio Medina. A muy temprana edad se fue a trabajar en el fundo Guacharacas propiedad de su primo Jesús Amaral Bustillos. Desde muy joven se dedicó al comercio, primero como bodeguero y comerciante de víveres y al correr del tiempo con establecimiento de venta al mayor y al detal, de compra y venta de mercancía seca, víveres y frutos de la región (5). En Clarines llegó a tener un transporte de carga auto motor, que usaba generalmente en verano y además una lancha con la que viajaba hasta Zaraza y Onoto para sus actividades comerciales en tiempo de invierno (6).  Entre dichas actividades comerciales se dedicaba a reunir algodón, para lo cual había adquirido una desmotadora (7), e instaló en Clarines la primera bomba de combustible para vehículos pesados (8).  Desde muy joven tuvo inclinaciones políticas. A la muerte de Juan Vicente Gómez se le encuentra militando en las cédulas clandestinas del PDN que dirigió Rómulo Betancourt y Jóvito Villalba. Fue diputado en la Asamblea Legislativa del Estado Anzoátegui con los votos de la izquierda en 1937, cuando apenas tenía veintitrés años de edad. De ese tiempo se recuerda la célebre y acalorada discusión en la Asamblea Legislativa la cual funcionaba donde hoy está la Alcaldía de Barcelona.  Esa Asamblea estaba conformada en su mayoría por diputados oficialistas y la única voz y voto de oposición era la del diputado Luis Rafael Bustillos quien se enfrentó en varias oportunidades con valentía y coraje a los insultos del diputado del gobierno Pedro López Centeno, en ese ardor de los debates se retaron a duelo en la Plaza Boyacá lo cual lograron evitar gracias a la intervención de la comunidad.

Cuando concluye su inmunidad parlamentaria, sus enemigos políticos desplegaron una activa persecución contra él, logrando que una comisión lo reclutara para servir en el ejército, situación que logró evadir gracias a su tío Rafael Arturo García quien era amigo cercano al Coronel Isaías Medina Angarita, en ese entonces Ministro de Guerra y Marina. No contento con esto, se sabe que sus enemigos políticos gestionaron ante el Banco Agrícola y Pecuario, la ejecución hipotecaria de la finca Araguita, perteneciente a su padre.

En 1943 gestiona con Rómulo Betancourt la fundación del partido Acción Democrática en Clarines. En ese orden de ideas sigue la lucha hasta llegar al 18 de octubre de 1945 constituida la Junta Revolucionaria en Caracas, lo mismo sucede en los estados y distritos. En Caracas la constituyó Betancourt, en el Estado Anzoátegui Jorge Mogna y en Clarines Luis Rafael Bustillos presidiéndola junto a Don Luis Tirado, Arturo Armas López, Alejandro Porras, Rafael Celestino Chique y como secretario Juan Bautista García (El Mocho) (9).

Luis Rafael Bustillos con su máquina de escribir.
Para la Asamblea Nacional Constituyente de 1946, forma parte de la plancha por Anzoátegui quedando electo como diputado suplente y como era norma de su partido incorporar a sus suplentes, fue juramentado como principal logrando asistir  a algunas sesiones.

En 1947 se instala en Barcelona con una firma mercantil para importar camiones. Allí -pensando en una fuente de ingreso rápido- decide incursionar en el ramo hotelero al inaugurar el Gran Hotel Oriente (10). En 1948 fue electo Concejal por el Distrito Bolívar, junto a Anatos Valladares, el Dr. Tomás Alfaro Calatrava quien presidía el Consejo, César Figuera y Manuel Atique Daez.


A la caída de Gallegos a finales de 1948 regresa a Clarines y se convierte en un perseguido político cayendo preso poco tiempo después.(11) Allí establece un mayor de víveres con la distribución de cerveza Heineken; actividades que tiene que abandonar precipitadamente el año 1951, toda vez que su casa y su negocio fueron allanados por una comisión de la Seguridad Nacional escapando milagrosamente de sus perseguidores (12). Posteriormente, al endurecerse la dictadura, lo encontramos trabajando en las haciendas Alejandría y Miramar (la goleta) como administrador, que pertenecían -para ese momento- a su suegro Manuel Felipe García Domínguez. Allí estuvo, de cierta forma, “enconchado” pues en esos años no fue a Clarines ni de visita. 

Foto tomada a pocos días de haber salido de la cárcel Modelo de Caracas donde estuvo preso por 2 días, 21 y 23 de enero del 58, al ser detenido por la Seguridad Nacional. El corte se lo hicieron en la SN y servía a los esbirros para identificar la razón de su detención o el grado de combatividad que tenía.
Espoleado por las turbulencias políticas y encontronazos con el destino vuelve nuevamente a Caracas donde insiste en incursionar en el ramo del comercio, fundando junto Guillermo Sifontes la firma comercial dedicada a papelería y materiales de oficina llamada “Bustisifont”, la cual se promocionaba con el eslogan:“hay de todo”; En el año 1957 vuelve a trabajar administrando la hacienda Miramar o la goleta (nombre histórico) deforestando y cultivando cocos, para tratar de llevar el cultivo hasta la orilla de la carretera. De vuelta en la capital,  el 21 de enero de 1958, en plena efervescencia política, asiste a una concentración convocada en la iglesia de Santa Teresa donde es detenido por la Seguridad Nacional, pateado y planeado con ensañamiento es llevado a la sede de la SN, donde permaneció por tres días. De ese día, -23 de enero de 1958-, es la famosa fotografía de Luis Rafael Bustillos, que ilustra este trabajo, con un corte de pelo en todo el centro de su cabeza, que era la forma en que la Seguridad Nacional distinguía los presos políticos de los presos comunes.

Al regreso de la democracia ejerce varios cargos en tiempos distintos: administrador del IPASME en Caracas, inspector y jefe de avalúo del IAN, jefe de compra del banco Obrero, entre otros. Ya al final de su vida vuelve a Clarines y junto a su hermano Francisco trabaja en sociedad en una quesera ubicada en un pequeño galpón situado en lo que era el traspatio de la casa de habitación de este. Introdujeron ideas para darle un carácter de producción industrial, caldera, tanques de acero inoxidable, neveras etc. trabajando principalmente en la venta del producto, en las zonas cercanas a Clarines y hasta en Caracas tuvieron un depósito y centro de ventas en el centro de la ciudad. Y por último, junto a su hijo Hernani Bustillos, desarrolló una finca agropecuaria llamada los barracones, en las orillas del Unare.

Vestalia Garcia Armas
Vestalia García Armas, esposa de Luis Rafael Bustillos
Se casó en 1940 con Vestalia García Armas, de cuya unión nacieron Luis Carlos, Jorge Eliécer, Víctor, Lil y Victoria Blanca. Fuera del matrimonio tuvo un hijo con Angélica Ladera: Hernani Bustillos Ladera. Murió en Clarines el 24 de junio de 1989.

Como vemos, escribir sobre la vida de Luis Rafael Bustillos, no es nada fácil, por lo prolifero y por lo cambiante que fue su vida.   Fue sin duda uno de los hijos de Clarines que hay que recordar, por su condición de hombre sensible a su entorno, orientado a lo social y preocupado por mejorar las condiciones de su pueblo. Se sabe con exactitud de las diligencias que hizo -junto con otros clarineses- para que Clarines tenga su escuela granja y de muchísimas otras cosas que es largo de enumerar (13)


Notas:  
  1. En la lápida de la sepultura de Luis Rafael Bustillos, se puede leer la frase, con la cual titulamos este trabajo de investigación: Hombre de honor, valor y lealtad. 
  2.  Luis Rafael Bustillos mantuvo por mucho tiempo una columna de opinión en la prensa que se denominaba “EL RECADERO DE CLARINES”. El nombre de la columna obedecía a que los planteamientos y denuncias que allí plasmaba eran generalmente inquietudes que recogía entre los habitantes de Clarines y zonas aledañas. Posteriormente decide cambiarle el nombre a: “LA VOZ DE CLARINES”. Allí sus temas obedecen a requerimiento de la población: luz, agua, vialidad, seguridad, etc. etc.
  3. Luís María Bustillos, nacido en Clarines el 25 de agosto de 1878, hijo de Manuel García Ramírez y Wuintila Bustillos. Comerciante, agrimensor y agricultor. Dueño del hato Araguita. Murió en Clarines el 9 de febrero de 1968. Wuintila Bustillos era hija de Ana Bustillos Romero, hermana del prócer de la independencia General Lorenzo Bustillos Romero, enterrado en el Panteón Nacional.
  4. María Margarita Armas Itriago, nacida en Clarines el 19 de diciembre de 1881, hija de Felipe León De Armas Ruiz y de Margarita Itriago Domínguez. Murió en Clarines el 27 de Abril de 1954.
  5. Luis Rafael Bustillos, tuvo en tiempos distintos, varios establecimientos comerciales. Su primer negocio de víveres lo tuvo en la casa de esquina propiedad en ese entonces de Mercedes Alfonzo y Rafael Armas Chacin, hoy propiedad de la sucesión Armas Alfonzo en la calle san Antonio. Posteriormente, lo estableció en la casa que era de Pancho Pepe Ávila, donde actualmente funciona el CDI. Y por último, tratando de restablecer sus negocios, lo tuvo en la casa que fue almacén de  Manuel García Ramírez, en la calle san Antonio, hoy propiedad de Julio Cesar Maldonado.   Allí vendía víveres y otras mercancías como telas y utensilios para uso en actividades agropecuarios y centro de acopio de algodón.
  6. La lancha Unión, hizo historia en Clarines. Su primer propietario fue el Maestro Gennis Armas Chacin, posteriormente fue de Luis Rafael Bustillos y por último de Juancito Guacaran.
  7. Luis Carlos Bustillos García, hijo de nuestro biografiado, nos comentó al respecto de estas actividades comerciales lo siguiente: “…Mi padre Compraba algodón a productores locales reuniendo un lote mayor y los enviaba a Valencia, de esa ciudad una Sra. de apellido Degwits le adelantaba dinero a cuenta de esas remesas y él haría lo mismo con los productores primarios en Clarines y su entorno…” Sobre la desmotadora, de Luis Rafael Bustillos, la poca información que hemos podido recabar nos dice, que operaba en la calle San Antonio, que fue de Don Santiago de los Ríos, donde años después funcionó la farmacia de Ramón Bauza. El ing Alejandro Arismendi Álvarez, nos corrobora que cuando niño, jugaba lanzándose en los costales del producto ya desmotado.
  8. Esta venta de combustible estaba ubicada en los alrededores de lo que hoy se conoce como plaza Alejandro Ávila Chacin  y fue establecida principalmente para satisfacer las necesidades de combustible que requerían los camiones de carga pesada, perteneciente a las compañías que en ese tiempo laboraban en las cercanías: Vialarte y  V.O.T. El combustible lo extraían de los depósitos con una bomba manual.
  9. Al respecto su hijo Luis Carlos Bustillos García, nos cuenta lo siguiente: “…A la caída de Medina Angarita por el golpe del 18-10-45 mi padre es llevado en hombros hasta la Prefectura, para que tomara posesión de ella. Él contaba que en ese momento temía que el Prefecto saliente le disparará, pero al contrario entregó pacíficamente y además le confesó que estaba recién llegado y no tenía dinero para regresar con su familia, a su ciudad de origen (creo que en los Andes) situación que mi padre le solventó privadamente dándole algún dinero de su patrimonio para sufragar los gastos del viaje...”
  10. Este Hotel Oriente, funcionaba en un caserón colonial del centro de Barcelona ubicado en la calle Bolívar donde después existió la Digepol y más tarde los estudios Supervisados de la Universidad de Oriente.
  11. Luis Rafael Bustillos, Luis Tirado Bustillos y Rafael Celestino Achique fueron detenidos en septiembre de 1949 al ser acusados de haber mandado a pintar consignas alusivas al aniversario de Acción Democrática en aceras y paredes de Clarines. Con ellos cayeron presos los que ejecutaron dicha acción: David Álvarez Piñero, Alfonzo Conopoima y Antonio Armas Piñero.
  12. Esta etapa de Luis Rafael Bustillos, estuvo llena de vicisitudes. Su hijo Luis Carlos Bustillos García, la cuenta de forma tan amena que vale la pena trascribirla textualmente: “…Después de la caída de Rómulo Gallegos, mi padre regresa a Clarines a establecer nuevamente un mayor de víveres y adquiere la distribución de cerveza Heineken que hacia en  un camión Fargo. Estando en labores comerciales viajó en lancha a Onoto (creo que en ese tiempo era de Juancito Guacarán), en el invierno del 51, en su ausencia se presentó una comisión de la Seguridad Nacional, allanando la casa y buscando detenerlo. Su hermano Francisco al ver la situación salió en una pick up río arriba del Unare después del antiguo puente de la carretera vieja, a esperar que regresara la lancha;  al verla la detienen y le explica la situación, sugiriéndole que se quedara en la montaña vecina. Allí papá  pasó la noche en la intemperie bajo lluvia y mucha plaga. Al día siguiente lo buscó Raimundo Estrada y lo llevó al 133 donde lo dejó. El contaba que el comisario del pueblo era de Clarines y se extrañó que estuviera esperando un carro para Caracas y le dijo que lo llamaron urgente y él le dijo: “pero hubieras tomado un avión” a lo que mi padre   contestó que el le tenía miedo a volar en ellos, logrando tomar una camioneta por puesto y llegar a los Teques donde se "enconchó". La lancha fue detenida y maltratados todos sus ocupantes,  Jesús Conopoima, al que llamaban PUYITA, un flaquito, lo planearon, no se si iba en la lancha Juancito Guacaran. Eso ocurrió aproximadamente en agosto del 51.
  13. Mucha de la información recogida en este trabajo de investigación, fue proporcionada por David Álvarez Piñero, quien evidentemente sentía por Don Luis Rafael Bustillos, un profundo sentimiento de respeto y admiració.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE BUENO ES LEER LA HISTORIA... EN CLARINES HAY UNA URBANIZACION LLAMADA LUIS RAFAEL BUSTILLOS QUE POR CIERTO ESTA EN COMPLETO ABANDONO DEL GOBIERNO LOCAL...ESTADAL Y NACIONAL.. PENSAR QUE ES UNA OBRA DE NUESTRO PRISIDENTE DIFUNTO HUGO RAFAEL CHAVEZ. NI POR ESO LE HACEN UN CARIÑITO A ESTE HUMILDE,ULTRAJADO Y ABANDONADO SECTOR...

Luis Carlos Bustillos dijo...

Agradezco al cronista de Clarines, Alvaro Armas B, a Julio González Chacín, David Alvarez, la consideración que tuvieron con mi padre, al hacer este trabajo, sobre su persona.
Luis Carlos Bustillos

Luis Carlos Bustillos dijo...


No es fácil, para un hijo, hacer un comentario que sea equilibrado, sobre su padre.
Básicamente fue un hombre, que hasta no tener la edad de 21 años, haber cursado unos 2 años de primaria, no había conocido otro gobierno, que una férrea dictadura de chafarotes militares, sin mayor contacto con el mundo exterior, en un pueblo hasta hace pocos años aislado, del resto del país, tanto así que para viajar a Caracas, por primera vez en el año 1.936, tuvo que hacerlo por via marítima, embarcándose en Puerto Píritu, para La Guaira.
Con una formación cultural, escasa y autodidacta, como todos los jóvenes del pueblo, tenían inquietudes, sociales y políticas, en un país sumido en las desigualdades, afectada la población por el paludismo, enfermedades, desnutrición.
Eso lo hizo formarse un criterio de ser un servidor, a la comunidad y tener un pensamiento utópico, que después de salido de la larga dictadura de Gómez y posteriormente de sus todavía en parte seguidores. Vendrían gobernantes justos y honestos desapareciendo el abuso y la corrupción característica de los hasta entonces existentes gobiernos. Pero no tardó mucho a los todavía formados en el ejército gomecista, deponer al primer Presidente electo en la historia republicana, por voto directo y secreto de todos los Ciudadanos, así como las primeras elecciones donde las mujeres tenían Derecho a participar. Instaurándose una nueva dictadura, que coartó el recién iniciado proceso de democratización del país, durante 10 años.
Derrocada la última dictadura, se inicia un proceso democrático en lo posible, con las Instituciones y la infraestructura gobernante recién instalada, al poco de iniciarse esta etapa democrática, no demora mucho en darse cuenta de que los nuevos gobernantes, habían asumido los mismos vicios de los anteriores gobiernos, aunque en menor grado, sobre todo en la corrupción y el autoritarismo, eso lo hizo disentir de su militancia en el partido AD, del cual era uno de sus primeros militantes, ya que venía del embrión de organizaciones políticas que lo precedieron, en su formación. Luchó contra fuerzas muy superiores a su capacidad, siendo marginado, en vista de eso, se dedicó a trabajar en ell sector privado. Siempre sin dejar su lucha por la justicia social y los más desfavorecidos. Luego en sus últimos años, con iniciativa individual, se dedicó a ser vocero de las muchas necesidades de Clarines, a través de medios de comunicación regionales y realizando visitas a representantes del ejecutivo regional y por último ante el mismo Presidente Lusinchi, que fue consecuente con la antigua amistad que tenían formada en los inicios de Acción Democrática, habiéndolo recibido varias veces, para conocer los pedimentos de la comunidad de Clarines, del la cuál hacia de vocero, sin haber pedido nunca nada para su beneficioso propio.
Por sus acciones su hija Lil bien lo retrata en las palabras escritas en la lápida de su tumba.
HOMBRE DE HONOR Y LEALTAD
Luis Carlos Bustillos
9 de agosto del 2.oo14